Cómo ahorrar con el aire acondicionado y pagar menos luz


Los sistemas de climatización pueden suponer un gasto considerable en la factura de la luz doméstica por eso es importante conocer cómo ahorrar energía con el uso del aire acondicionado. Vamos a enumerar algunas recomendaciones para mitigar el gasto de energía en los meses de calor.

Cómo ahorrar con el aire acondicionado

Contenidos acerca de cómo ahorrar con el aire acondicionado

  • Cómo funciona el aire acondicionado
  • Cómo se convierte el aire caliente en frío
  • Consejos para ahorrar
  • Instalación apropiada del aparato
  • Temperatura ideal aire acondicionado para ahorrar
  • Filtros y mantenimiento correcto constante
  • Temperatura ideal aire acondicionado para ahorrar
  • Otros elementos mecánicos complementarios
  • Evita mantener encendido el aire acondicionado por la noche
  • Mejoras en el aislamiento térmico del hogar
  • Refrescar y ventilar la casa
  • Valora si es realmente necesario apretar el botón de ON

Cómo funciona el aire acondicionado

Antes de hacer un listado de las consideraciones clave para ahorrar conviene saber el funcionamiento básico y los componentes de un aire acondicionado doméstico.

Para empezar debemos mencionar lo que sería la unidad interior o también llamado Split: Dentro se encuentra el evaporador, cuya tarea es traspasar el aire caliente de la habitación o casa y transmitirlo al gas refrigerante. En esta parte del aparato se encuentra a la vez los sensores de temperatura que enlazan con el termostato.

Vamos ahora por la parte que normalmente veremos en el exterior. En la unidad exterior trabajan el condensador y el compresor. Por aquí se expulsa el aire caliente y cambia el estado de lo que es el gas refrigerante. El gas refrigerante pasa de estado gaseoso a estado líquido.

A grandes rasgos y sin entrar en detalles de válvulas de expansión, compresores, gas refrigerante y  termostato, estos son los componentes esenciales que hacen funcionar el aparato.

¿Cómo convierte el aire caliente en aire frío?

Sin entrar tampoco en explicaciones demasiado técnicas conviene que sepas que se trata de un circuito frigorífico (en esencia muy parecido al de una nevera), cuyo cometido se basa en extraer el aire caliente en base a la refrigeración por compresión. Se modificar la presión a la que se somete el gas para que absorba o irradie calor, según los principios de la termodinámica.

¿Y cómo funciona un aire acondicionado portátil?

En el caso de los aires acondicionados portátiles el funcionamiento es algo distinto, pues está todo junto en el mismo aparato. Son soluciones domésticas más baratas ya que no hace falta instalación pero el talón de Aquiles es cuan silencioso es el aparato. Y es que la unidad interior aloja el compresor.

Puntos clave para el ahorro de luz con el aire acondicionado

Eficiencia energética del aparato de aire acondicionado

El posible ahorro con nuestro aparato viene en parte condicionado por su eficiencia energética de fabricación. La eficiencia energética en aire acondicionado se define por la cantidad de energía que se genera por cada kW de consumo energético.

Debe constar en la ficha técnica del producto bajo las siglas SEER (Ratio de eficiencia energética estaciona) y es a referencia clave para estimar el futuro consumo si vamos a comprar un aire acondicionado. Cómo referencia cuanto mayor sea el SEER, significa que el equipo es más eficiente, aunque el coste del producto también será más elevado de entrada, pero a largo plazo es un ahorro asegurado.

Índice de clasificación SEER

  • A+++ < 8,5
  • A++ > 8,5
  • A+ > 6,1
  • A > 5,6
  • B > 5,1
  • C > 4,6

A modo de ejemplo. Si nuestro aire acondicionado tiene una potencia de 2500 W, y un SEER de 8.5, dividimos dicha potencia por la eficiencia y, así, sacamos que el consumo es de 294W/hora o el equivalente de 0,294Kwh.

Instalación apropiada del aparato

Instalar el aparato de aire acondicionado lo más alejado que se pueda de la luz solar directa. Si le toca el sol al aparato puede perjudicar su funcionamiento y forzará sus sistema, haciendo que a la vez genere un mayor consumo de electricidad. En el caso de optar por un aparato de aire acondicionado portátil se debe ir desplazándolo de forma recurrente por el mismo motivo. Hay que evitar que le incida directamente la luz del sol. En cualquier caso vale la pena cerciorarse de encontrar el mejor instalador de aire acondicionado posible, pues de ello depende una parte, muy difícil de modificar con posteridad, del consumo del mismo. Busca siempre el mejor profesional y escucha los consejos de un experto.

Temperatura ideal aire acondicionado para ahorrar

La temperatura perfecta para ahorrar es muy difícil de determinar. En cierto modo depende de las condiciones climáticas externas. Si bien es cierto que se considera como temperatura adecuada de confort un rango que va entre los 22ºC y los 26ºC, el esfuerzo del aparato (y por lo tanto el consumo derivado) va a variar si en el exterior la temperatura es de 30ºC o 40ºC. Podemos considerar una buena opción aplicar un diferencial con respecto a la temperatura exterior de 12 grados aproximadamente.

Una vez tengamos claro éste primer parámetro hay que considerar que por cada grado que desciende el termostato, podemos llegar a aumentar el gasto en la factura de la luz hasta un 8% aproximadamente.

Mantenimiento correcto y constante

Nada mejor para el funcionamiento de un aparato que un buen trato y cuidado permanente. Al aire acondicionado le conviene siempre mantener los filtros en buen estado; eso equivale a un mejor funcionamiento, que a la vez tiene una traslación directa en el ahorro de energía. ¿Cuándo fue la última vez de la revisión de los filtros? Un correcto mantenimiento a la vez propicia el incremento de la vida útil del aparato.

Otros elementos mecánicos complementarios

Para una mejor sensación térmica podemos complementar el aire acondicionado con otros aparatos. Por ejemplo ventiladores de techo o portátiles, que incrementan la sensación térmica positiva. Pueden ser nuestros aliados en ahorrar energía y dinero.

Evita mantener encendido el aire acondicionado por la noche

Aunque es posible que tu aparato tenga un “modo nocturno” es preferible mantener apagado el sistema ya que dormir con el aire acondicionado tiene un efecto no deseado sobre las mucosas (garganta, nariz, ojos) y tiende a entumecer las articulaciones. Alternativamente podemos activar un temporizador que apagará el aparato.

Mejoras en el aislamiento térmico del hogar

Un buen aislamiento térmico de la casa va a impedir que el aire fresco escape y a la vez que el calor penetre arruinando el trabajo del aire acondicionado. Hay elementos de tipo constructivo en el hogar sobre los que no podemos incidir para hacer mejoras sin gran dificultad, pero por otro lado si que podemos revisar e implementar mejoras en otros aspectos.

  • Cierres de ventanas y calidad de los cristales
  • Puertas y sus ranuras
  • Ventilaciones en baños y cocinas

El aislamiento térmico es la primera, más barata y más efectiva medida para el ahorro energético a largo plazo.

Refrescar y ventilar la casa

Incorporar hábitos para minimizar el calor residual en tu hogar. Ventilar la casa a primera hora de la mañana refrescará el ambiente y evitará el estancamiento renovando el ambiente. Durante el día podemos facilitar el trabajo del aparato de aire acondicionado manteniendo algunas estancias en penumbra, subiendo y bajando las persianas o ajustando porticones si fuere necesario.

Valora si es realmente necesario apretar el botón de ON

Esperar un poco más antes de poner en marcha el aire acondicionado es una medida clara de ahorro. Menos tiempo en marcha es igual a menos gasto. También, si vas a salir de casa, apaga el aparato de aire acondicionado un poco antes, ya que el frío permanecerá todavía por un rato.

 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *