El cloudhousing se presenta en nuestros hogares


12 lavadoras con su jabón y suavizante (si usas) correspondiente, pongamos que 9 o 10 secadoras. 12 televisores más un sofá y un reproductor de DVD. 11 contratos de ADSL, 12 aparatos de microoondas, a lo mejor 5 aspiradoras. Esto es lo que nos podríamos encontrar en un edificio de viviendas normal de 6 plantas. Un listado de electrodomésticos y objetos que siguiendo una lógica distinta no haría falta que estuvieran en cada hogar. Igualmente podríamos hacer una lista de los espacios y sacar un índice de utilización. ¿Cuántos días al año está ocupada la habitación de los invitados, por ejemplo? Seguro que nos llevamos una sorpresa.

Cloudhousing

Cloudhousing

 

No somos los primeros en hacernos este tipo de preguntas. Ahí está el ejemplo de la gente de Vida+ facil. Algunas de las ventajas del consumo colaborativo también pueden aplicarse en el ámbito de la vivienda, y racionalizar algunos aspectos de ella. Cambiar el concepto de caja cerrada (un piso) por el de espacios compartidos. ¿Por qué no una zona grande y espaciosa donde los niños puedan jugar y guardar sus trastos? O una lavandería general, igual que puede haber una caldera para la calefacción. Es lo que en cierta medida llamamos cloudhousing. Y sí, se parece un poco a una residencia de estudiantes, pero a otro nivel. Puede ser compatible para la vida de varias familias respetando su intimidad.

Bajo el nombre de cloudhousing encontramos un concepto de vivienda que potencia la flexibilidad y la comunidad para aproximar el mercado inmobiliario a las necesidades de las personas. La pieza clave del cloudhousing son edificios que combinan pisos, espacios comunes y servicios comunes para los usuarios bajo un modelo de pago por uso. Ello revierte en mayores cotas de eficiencia, ahorro, sostenibilidad y mucha colaboración solidaria.


4 Comments on “El cloudhousing se presenta en nuestros hogares”

  1. […] leyendo … El cloudhousing se presenta en nuestros hogares (Vivir low […]

  2. […] El cloudhousing se presenta en nuestros hogares […]

  3. J M says:

    Hay que ser hortera y pedante para decir “cloudhousing”. Desde luego, eso espeanta a cualquiera con un mínimo de aprecio por el idioma.

    • Daniel Ruiz says:

      Los anglicismos de todo tipo campan a sus anchas por nuestro idioma…
      Un saludo JM, gracias por tu comentario


Leave a Reply